Directos al cielo

Hemos avanzado mucho en cuanto a tecnología y velocidad de ascensores. El primer ascensor de pasajeros se instaló con éxito en el edificio E.V. Haughwoutel en Nueva York el 23 de marzo de 1857. El ascensor fue diseñado por Elisha Graves Otis y se trataba de un ascensor hidráulico, impulsado por un motor de vapor, capaz de viajar a 0,72 km/h. Costó 300$. En la actualidad, el edificio pertenece a Amancio Ortega.

Con el paso del tiempo, los edificios se han construido cada vez más altos y, por tanto, se necesitan ascensores cada vez más rápidos y seguros. El ascensor NexWay de Mitsubishi Electric Company, instalado en la Torre de Shanghai en 2016, puede viajar a una velocidad de 73,7 km/h.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *